Héroes sin villanos

Ser un héroe implica llevar a cabo una gran gesta, una hazaña épica que puede ser recordada, narrada e incluso cantada. Esta vez me gustaría hablar de los héroes anónimos, héroes que no se enfrentan a villanos, ni a malos malísimos sino que en su día a día se enfrentan a si mismos, a sus debilidades, a sus frustraciones y que día a día tratan de salir vencedores sin que nadie se percate de ello, sin que nadie narre, cante o escriba esas grandes hazañas de su propio presente.

En mi colegio el claustro tuvo la iniciativa de organizar un espacio en que alumnos de bachillerato supervisados por un tutor tuviéramos encuentros con los alumnos de 1 de ESO con el fin de tratar diferentes temas, situaciones y dilemas con los que hemos tenido que lidiar en los que nosotros, los de bachillerato, supuestamente más expertos, podíamos aportar nuestra experiencia a los jóvenes de la ESO.

La idea me pareció atractiva, fácil de llevar a cabo y, por qué no decirlo, me permiteió relajarme un poco entre clases y relacionarme con otros compañeros. Lo que aparentemente me parecía fácil, soy mayor que los de 1 de ESO, no fue tan sencillo, ya que se trataba de abordar temas que a mi me siguen afectando y compartir con otros lo que pienso, teniendo en cuenta que muchas veces lo que pienso y lo que hago no está en perfecta sintonía.

El uso del móvil como herramienta que puede dañar a los otros compañeros fue uno de los temas a tratar en las sesiones que tuvimos. Llegamos a la conclusión de que muchas veces y sin mala intención quizá habíamos dañado a alguna persona.

Somos héroes todos los que nos sentamos sea cual sea nuestra edad y nos paramos a reflexionar sobre lo que nuestros propios actos causan en los demás, nuestras acciones pueden ayudar o, todo lo contrario, pueden aislar a un compañero/a del mismo modo que nuestras reflexiones nos ayudan a mejorar como personas, a ser más críticos con nosotros mismos y, en definitiva, a tomarnos un tiempo antes de realizar cualquier acción.

En el programa Héroes de mi colegio, todos lo somos, todos los que asumimos el compromiso de estar, de compartir y mejorar desde nosotros mismos, lo cual repercute en todo lo que nos rodea. El espacio de diálogo que tenemos la oportunidad de compartir, va más allá del relax de una clase determinada. Nosotros somos los protagonistas de ese espacio siendo el análisis de nuestras acciones objeto de cuestión, discusión y, si cabe, mejora.

Ser héroe es comprometerse a mejorar nuestro entorno a partir de nosotros mismos. Ser héroe implica, por lo tanto, cambiar yo un poco para ir viendo los cambios que se dan a mi alrededor.

Carlos Pérez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s